Historia

Esta propuesta surge luego de varios años de análisis de las actitudes recreativas de estudiantes de distintos grados de escolaridad en diferentes instituciones educativas durante los descansos y la práctica con niños de jardines infantiles, grupos de tercera edad y de recreación, además, la toma de elementos gimnásticos, de capacidades físicas y de varios deportes para identificar una actividad deportivo-recreativa.

El profesor de educación física recreacion y deportes Luis Octavio Patiño Pérez, presentó en el año 2009 el Palotroke a la comunidad como una nueva propuesta deportiva y recreativa, con unas primeras normas, las cuales se fueron complementando y tecnificando en las diferentes prácticas, para fundamentar asi el Palotroke como una actividad deportivo-recreativa, encontrando una nueva alternativa competitiva para los estudiantes y rallolico en general.

Pretensión

Con el Palotroke se pretende contar con una nueva actividad recreativa que contribuya al bienestar de la comunidad para mejorar la sana convivencia, sin necesidad de complejos elementos o escenarios para su práctica, ya que se puede adaptar al lugar y momento circunstancial.

La práctica del juego del Palotroke estimula:

La mente, por permitir a los practicantes un completo desestrés, preparándola para las actividades cognitivas.
El desarrollo del cuerpo humano, por la práctica de las capacidades físicas como: velocidad, fuerza, flexibilidad y resistencia.
La sana convivencia social, por la integración permitida durante la práctica.
Las habilidades motrices básicas como: correr, saltar, pasar y lanzar.
El sistema nervioso central, por la atención que se debe mantener durante la práctica.